martes, 8 de julio de 2014

N-611. PALENCIA-SANTANDER


Un reportaje de Diego Sánchez Utrilla para EN LA CARRETERA.



En España hay muchas carreteras, realmente nuestro país tiene una interesante red de carreteras nacionales que hoy día se han visto convertidas (o en el mayor de los casos, sustituidas) por autovías y autopistas. Entre las nacionales españolas, míticas carreteras, como la N-I, N-II, N-III o N-VI (las más antiguas y largas). Pero hoy no voy a ir a ninguna de ellas, me voy a centrar en una carretera más corta, de un recorrido de aproximadamente 200 kilómetros, y una antigüedad de no más de 75 años (que no son pocos), y que en cierto modo supuso una importante rama de comunicación entre la meseta castellana y la costa cantábrica: la  N-611 , hace poco sustituida por la autovía A-67.



Tras la presentación, vamos a salir en nuestro viaje, empezando por el centro de Palencia. A tan solo 850 metros de la Plaza Mayor, este antiguo cartel nos indica la salida:




Es una lástima que actualmente solo sea su estructura lo que queda:




Pasado el túnel, esto es lo que vemos: las afueras atravesadas por una nacional que hoy día puede ser considerada tranquilamente una calle más:




Por fin llegamos a lo que ya parecen ser las afueras:




Pero no sin reparar en ese antiguo cartel, aún en pie:




Talleres mecánicos, que pertenecen a otra época...




Ahora llegamos al punto crucial: la bifurcación entre 
la N-611 (izquierda) y el ramal hacia la A-67 (derecha).



Y llegamos a la primera gasolinera; actualmente ya es poco el servicio que presta, cada vez menos.




Aproximadamente 8 kilómetros después, llegamos al primer desvío de travesía, Fuentes de Valdepero:




De una imagen a otra hay 40 años de diferencia:






Señales de tráfico varias...






La antigua travesía:




Y mientras tanto, en el mismísimo punto de la foto de la travesía, esto es lo que sucede en la variante, más moderna:




Pero volvamos a la antigua travesía, que ya se nos acaba:




Y casi sin darnos cuenta, a unos 10 kilómetros, llegamos al segundo pueblo: Monzón de Campos. Este es el recibimiento:




Un antiguo hostal:




Y poco después llegamos a la segunda gasolinera, y casualmente, si la primera estaba abocada al fracaso, esta ya estaba en él (la gasolinera lleva 10 años abandonada):




Y justo a 2 edificios de la gasolinera, una auténtica joya: un bar antiquísimo, ya abandonado.




Otro viejo cartel:




Ya hemos salido del pueblo, y a 6 kilómetros de él, nos encontramos un pequeño tramo de carretera abandonado:




Y así, en medio de la nada, una gasolinera; y esto empieza a extrañar, pues es la tercera, y está de nuevo, abandonada:




A estas alturas empiezo ya a pensar que menos mal que se llegó al acuerdo de no construir negocios en la A-67 para mantener vivos los antiguos, pues anda que si los llegan a construir, ya no sé que sería de todo...


Rato después nos encontramos con la autovía, la cual toca atravesar, o mejor dicho, que nos atraviese. Aquí el trozo abandonado de la construcción de la autovía, más o menos en 2008:




Al poco de continuar dirección a Santander, nos vamos encontrando alguna que otra señal más:




Y llegamos a Piña de Campos, un pueblo en donde se ve claramente que no explotó el hecho de tener la travesía; es más, en todo el recorrido no vimos ni un negocio:




Ya pasado el pueblo cruzamos el Canal de Castilla...




Y llegamos al desvío de Frómista, entre la variante y la carretera original:




Atención a esta señal: a simple ojo podría asegurar que se trata de una anterior a 1965, quizás de principios de los años 60. ¿Existirá esa gasolinera hoy día?




Y vaya que si existe (y afortunadamente sigue abierta, aunque no sabemos por cuánto):




Luego observamos pequeños bares como este:




También vimos la publicidad de un hostal que actualmente creo que ya no existe:




Y esta muy antigua señal, de cuando no había acera:




Y tras una larga recta nos reincorporamos a la nacional principal, que justo pasa por encima de la autovía:




Con su correspondiente pequeño cacho abandonado (o directamente, destruido):




Y llegamos a Marcilla de Campos (que tiene variante), otro pueblo sin ningún tipo de negocio:




Aquí se puede ver cómo era un tramo normal de nacional en los años 60-70:




Y llegamos ya al fin e incorporación con la actual N-611.




Y aquí, un tramo abandonado importante:




Aquí vemos a la derecha el camino hacia la autovía, en medio la nueva gasolinera (con mucha estrategia su posición), y a la izquierda el tramo abandonado sin salida:




Y un 2x1 en señales antiguas:




La travesía de Santillana es como las últimas que hemos visto: sin negocios.




Salimos de Santillana, y nos incorporamos a la carretera principal:




Ya, poco después, llegamos a la población de Osorno:




Aquí tenéis un plano aéreo sobre la travesía antigua y la variante, solo que en este particular caso, la variante es más interesante de ver puesto que la travesía se cerró al tráfico allá por 1961, por lo que lo importante se centra en lo "nuevo", que ya tiene sus años:




De todas formas, he aquí la travesía.




Y en lo "nuevo", este pequeño puesto de la Cruz Roja:




Y estas 2 gasolineras que en su día han sido lo máximo, ahora solo funciona una:




Un poco más adelante, está este hostal, típico de los años 70:




Y en la otra travesía, este restaurante:





Aquí empieza lo bueno: grandes tramos de montaña con curvas antiguas, en su estado original...




Y en medio de la nada, una nueva gasolinera abandonada que yo creo que ya constituye el récord de gasolineras abandonadas en una carretera:




Aquí tenéis diversos tramos abandonados de esta zona; el más espectacular, el de la derecha:




Google Street View no nos da imágenes de los tramos, pero por esta instantánea hecha en la desembocadura del tramo de la derecha, nos imaginamos el resto; no parece una nacional:




Ese mismo tramo fue sustituido en 1975 por esta larga pendiente:




Poco después llegamos a Herrera de Pisuerga, donde la bienvenida es este antiguo puente de piedra:




Con sus vallas protectoras originales de mallas:



Al igual que en Osorno, aquí hubo una travesía, pero su temprano cierre en los años 60 hizo que lo más famoso sea la variante:




He aquí la travesía con su restaurante-pensión típico antiguo:



Ya hemos salido de Herrera de Pisuerga y recorrido 8 kilómetros, hasta Alar del Rey, donde encontramos unos antiguos vestigios, empezando por este cartel de kilometrajes que se puede comparar con los modernos:



Estos, a la salida, en mejor estado:



Y aquí, esta antigua publicidad pintada que por el trazado de la carretera en el plano nos indica su antigüedad, y el bar que anuncia es efectivamente antiguo, pero por su fama se conserva abierto:



Y a pocos metros aparece esta gasolinera, muy importante en su época, y (afortunadamente) abierta:



Luego nos encontramos alguna cosa más, como esta señal:




Tres épocas desarrolladas en 100 años de historia y en solo una foto: la autovía (por donde va el camión), la nacional principal (en medio), y la nacional antigua que ahora hace las veces de área de servicio (por donde vamos):



Y en el centro de la actual vía de servicio nos encontramos este hostal, ahora abandonado y vandalizado:



Aquí observamos una nueva curva abandonada:




Y aquí, lo que fue una pequeña gasolinera abocada al fracaso, que al aprovechar su estratégica situación frente a la autovía, se ha triplicado en tamaño, siendo la mas importante de la ruta:



Podemos observar en la imagen como era la carretera y la modificación de trazado que ha sufrido por la autovía:




Ahí se ve más claramente en vivo:




Y el superviviente hito kilométrico 106:



Acceso a Aguilar de Campoo por la travesía antigua o por la variante, nos metemos en el pueblo:



Así era una travesía hace 50 años (detalle del pequeño surtidor):




Y de nuevo, en plena travesía, un hito kilométrico más (km 108):



Justo es salir del pueblo y...



Nos unimos con la carretera principal.



Tras esto proseguimos, ya acercándonos al hasta hace poco temible puerto del Pozazal:



Y conforme nos acercamos al norte, empiezan a aparecer más hitos kilométricos:




Incluso varios consecutivos:




También, según entramos más al norte, la calidad de la carretera baja bestialmente, y es que la A-67 empezó a construirse en Santander en 1985 y terminó en Palencia en 2010 (excluyendo el puerto del Pozazal que tuvo que saltarse durante muchos años para conseguir una solución que no se encontraba). Por lo tanto, en Santander y alrededores, la N-611 quedó anclada en 1985; en Pozazal, está adaptada a 2010 puesto que tuvo más años de servicio, luego hasta Aguilar de Campoo vuelve a anclarse en 1985 y, mientras te acercas a Palencia, más ancha y asfaltada es, pues tuvo tráfico hasta hace apenas 3 años.



Aquí empieza Pozazal, en donde como veis aumenta la calidad, y un tramo abandonado, pero que no es de N-611 sino que era una unión provisional con la autovía cuando esta estaba en obras:



Encontrarse señales de altitud de nieve de hormigón es algo muy escaso por su antigüedad y porque no cumplen las normativas de señalización, y las mandaron quitar (como los hitos kilométricos, las vallas de protección de mallas o cualquier otra señal de hormigón), pero sin embargo, en este puerto hay a pares, que aunque ya no sirven al existir las modernas, han sido respetadas y actualizadas con adhesivo reflectante:



Al rato nos encontramos una gasolinera, que como ya es típico por aquí, está abandonada:



Y apenas pasados 2 kilómetros nos encontramos una nueva señal, ¿estará también abandonada? Se admiten apuestas:




Esta otra señal tan antigua nos hace parecer ver que la gasolinera tendrá ya sus años, pero sin embargo, aquí no habla de gasolineras:



Llegamos al pueblo y esto es lo que la señal marcaba: el mesón sigue abierto, y la cafetería... pues no.




Y claro es que la gasolinera no debía estar aquí, en realidad estaban más adelante, una abierta...



...pero la otra ya no tanto... 



Y al entrar en puerto, empiezan a aparecer largos tramos abandonados:



Observad cómo la antigua carretera tenía tantas curvas y cuán fácil ha sido resolverlo en la actualidad, es un claro reflejo de los avances de los últimos años:


Y pasado esto, a muy poca distancia, aparece en mitad de la nada este pequeño bar restaurante con un aspecto ya antiguo, abandonado:



Las autovías, por su trazado, normalmente "fastidian" a las nacionales, y aquí, debido al poco espacio y exceso de carreteras, la N-611 desaparece durante un pequeño tramo de apenas 150 metros, que permanece intacto y perfectamente señalizado:


Ya de nuevo en la nacional, observamos pequeñas correcciones en el trazado y también empezamos a ver que el puerto empieza:


Poco después, en una pequeña travesía aparece este restaurante antiguo, también abandonado:


Y después de mucho tiempo sin travesías debido a la urbanización dispersa típica del norte, nos encontramos con un pueblo "de travesía y variante":


Así esta ahora la travesía:


Nos incorporamos a la carretera principal:


Este pequeño restaurante estaba abocado al abandono al igual que el otro que hemos visto antes; sin embargo, a pesar de haber quedado totalmente dentro del antiguo puerto, su buena fama y difusión le ha dado una nueva vida:


Y ya mas cerca de Torrelavega, nos encontramos esta gasolinera que ha quedado dentro de un tramo abandonado, y que en esas condiciones no sabemos cómo sobrevive, aunque nos hacemos una idea al ver su proximidad y buen acceso con la autovía:


Aquí se ve un pequeño intento de autovía simple, cosa extraña y sin mucho sentido, la verdad:


Y prosiguiendo el camino, vemos esta gasolinera que con solo echar un vistazo ya observamos que su edad probablemente ascienda de los 40 años:


Y terminado Pozazal, como os dije antes, empieza ya la calidad anclada en 1985...


Por la carretera continuamos hasta un nuevo pueblo, con sus bares de carretera:


Y a 2 kilómetros aparece esta gasolinera a la que basta un simple vistazo para dar por evidente su edad:


Echábamos en falta verdaderas travesías. Aquí tenemos una de ellas que, por lo dicho antes de que en esta zona la A-67 lleva trabajando desde 1985, no llegó a tener nunca variante:


Y al salir del pueblo, una nueva gasolinera que también tiene ya sus años y que sigue abierta:


Y finalmente, en Santander capital, tras 208 kilómetros de recorrido (aproximadamente), la N-611 se termina aquí, en esa rotonda que anuncian los carteles al fondo de la imagen:

6 comentarios:

  1. Fantastico documento.el de esta Nacional.No dejo de seguiros ,y encantado de haber participado desde Facebook,llegando a ganar el concurso de este invierno pasado uno de los hitos kilometricos que se sorteaban desdela web.Concretamente el PK 191 de la antigua N322 Cordoba-Valencia.Animo y saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  2. Un placer, amigo Domingo, volver a tener noticias tuyas. Esperamos volverte a ver pronto por la página de Facebook. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Igualmente.Me alegro mucho por vosotros y por el blog.

    ResponderEliminar
  4. No es por tocar la moral pero cuando hablas de "autovía simple" no es nada más que la separación de los dos sentidos de circulación para evitar accidentes en curva especialmente a causa de las motocicletas.Hoy en día esa solución aún se usa en varios sitios.

    ResponderEliminar
  5. Como curiosidad. A la altura de Piña de Campos, saltó El Lute del tren en su célebre huida, cuando lo trasladaban desde el penal del Dueso a Madrid.

    ResponderEliminar
  6. el tramo que tiene varios cambios de rasante antes del pozazal que pones que no fue nacional 611 y sirvio de enlace a la autovia en obras, si fue nacional 611, recuerdo perfectamente pasar por el y lo llamaba "los caballitos de la feria". se suprimio en 1988 quedando abandonado. se reabrio al trafico de nuevo junto con otro tramo tambien abandonado pasando becerril de carpio sentido santander cuando se hizo la autovia, para que continuase la carretera nacional, ya que la autovia aprovecho las antiguas nuevas variantes..

    ResponderEliminar